¡Consigue la foto! Las memorias de John G. Morris

EL HOMBRE DE LA SALA DEL REVELADO

EL HOMBRE DE LA SALA DEL REVELADO

De profundos ojos azules  escondidos  bajo unas gafas que, según bromea son las mismas que hace 40 años, John G. Morris, sorprendió con su sonrisa sincera y su increíble mata de pelo blanca a todas las personas que se acercaron a la presentación de su libro en la sede de La Fábrica. A simple vista, el nombre de John G. Morris puede despistar a  aquellos que no sean amantes del fotoperiodismo del siglo XX. Sin embargo, seguro que si mencionamos a Robert Capa, Cartier-Bresson, Marlene Dietrich  y la Agencia Magnun, todos los lectores pueden comenzar a situarse.  John G. Morris aglutina a todos. Editor de la revista Life, The Washintong Post, The New York Times y National Geography y primer director de la agencia Magnun, por los ojos de Morris han pasado cientos de fotografías que marcan las claves de la historia del siglo que nos precede.

Con sus 96 años y acompañado de su mujer, recorre el mundo dando conferencias y clases magistrales de fotoperiodismo. Y qué clases. Sentarse a escuchar a Morris es como sentir que tocas con los dedos la cámara fotográfica de Robert Capa o estás presente en la primera reunión que formaría la prestigiosa agencia Magnun. <<Para ser un buen fotoperiodista hace falta cabeza, ojos y corazón>>, comenta. Sin duda, tres características que la mayor parte de los fotógrafos  sabían captar en las imágenes que posteriormente Morris editaba. Se le iluminan los ojos al hablar de cualquiera de sus compañeros de viaje, muchos de ellos ya fallecidos , pero disfruta contando parte de la historia que lo une con todos, y respondiendo a las muchas preguntas de los asistentes, entre las que no faltan  la cuestión de la autenticidad sobre la fotografía del miliciano de Robert Capa en España, la leyenda formada en torno al día del desembarco de Normandía y la fascinación que produce la historia de Capa y su pareja.

Adentrarse en el libro de John G. Morris es involucrarse en su historia desde sus comienzos, cuando puso el ojo en la revista Times e hizo todo lo necesario para comenzar a trabajar ahí. Morris es una lección de cómo aprovechar las oportunidades y no cesar en el camino de nuestros sueños, ya que empezó su carrera en esta revista como <<office boy wih degree studies>> –chico de oficina con estudios universitarios-.  A partir de aquí, un camino hacía el éxito que sin duda se debió a su tesón, su visión de las oportunidades y su buen hacer. El libro de Morris se convierte en un ejemplar esencial, sobre todo hoy en día, cuando la figura del fotoperiodista se desvalora en muchos medios, y grandes momentos de sumergirse en la historia de grandes fotógrafos para todos aquellos que se consideran fans del fotoperiodismo.

Anuncios

Deja un comentario